El keyword research es la base del SEO de cualquier web. Conocer qué son las keywords y los tipos de palabras clave que hay y sus propiedades es imprescindible para comenzar.  Un buen keyword reserach es el primer paso en toda estrategia SEO, y aún más importante si vamos a construir la web desde cero.

Puesto que no es un proceso sencillo, vamos a elaborar una guía en nuestro blog para realizar el keyword research perfecto que iremos publicando periódicamente y dividiremos en varios pasos:

1.    ¿Qué son las Keywords o Palabras Clave?

2.    ¿Cómo hacer un Keyword Research?

3.    Herramientas alternativas al buscador de palabras clave de Google

4.    Criterios de selección y segmentación de Keywords

5.    Cómo comprobar si hemos elegido bien las Keywords.

Pero a antes de avanzar, para aquellos que no esté familiarizados con esta temática vamos a sentar las bases analizando algunos conceptos como: Keyword, Nicho de Mercado, Keyword Research, etc.

¿Qué son las Keywords o Palabras Clave?

Una palabra clave o keyword es un conjunto de términos que conforman la búsqueda que realiza el usuario en un motor de búsqueda (Google, Bing, Yahoo, etc) cuando le interesa un producto o servicio. No tiene por qué ser únicamente una sóla palabra, puede ser un conjunto de ellas. Por ejemplo: muebles de diseño IKEA.

imagen de google donde se ve la búsqueda de una palabra clave

¿Cuáles son las propiedades de una palabra clave?

En este conjunto de posts, utilizaremos conceptos como relevancia, dificultad o popularidad referente a las propiedades de las palabras clave y que definimos a continuación.

Relevancia

Una palabra clave relevante es aquella que reportará un tráfico de calidad hacia nuestra web y cuya probabilidad de convertir es alta. Se trata, quizás, del factor más importante a tener en cuenta para la selección de palabras clave dentro de un Keyword Research.

Por ejemplo, si vendemos muebles de lujo, no nos interesan búsquedas como “muebles baratos” o “muebles de segunda mano”. Sí nos interesarían “muebles de diseño” o “muebles de calidad” que se acercan más al término lujo.

Popularidad

La popularidad de una palabra clave es el número de veces que se realiza esta búsqueda en concreto durante un período de tiempo determinado en una zona en concreto.

La popularidad hace referencia al tráfico potencial que puedes captar si te posicionas en primera línea con esa palabra clave concreta. Lógicamente se preferirá posicionarse por keywords lo más populares posible, es decir, mientras más búsquedas mensuales tenga mejor.

Dificultad

La dificultad o nivel de competencia es otro de los factores que deberás tener muy en cuenta a la hora de seleccionar tus palabras clave o keywords objetivo por las que te quieres posicionar. Este factor determinará el esfuerzo que debes hacer para pelear por esa palabra clave con la competencia.

Este factor determinará el grado de popularidad de la palabra clave que nos interesará trabajar. Por ejemplo, una palabra clave que tenga 200.000 búsquedas mensuales pero la dificultad o el nivel de competencia nos deje situados en la posición 10, nos reportaría un 1% de los usuarios potencias, o sea, 2.000 visitantes. Sin embargo, si atacamos una palabra clave con 10.000 búsquedas pero conseguimos estar en primera posición, captaremos en torno al 55% de los clics, es decir, unos 5.500 visitantes.

En conclusión, el nivel de la competencia viene dado por el número de competidores que existen para una palabra clave vs la calidad de esta competencia. Es decir, conviene más posicionarse por una keyword menos popular pero con menor grado de dificultad ya que reportaría más tráfico.

Tipos de palabras clave

Las palabras clave se pueden clasificar según su popularidad, según la etapa del ciclo de conversión y según si son palabras clave positivas y negativas

1.     Según su popularidad

Esta clasificación de palabra clave está basada en la Teoría “Long Tail”  (la Cola Larga), introducida por Chris Anderson en 2004.

Esta teoría explica que un número pequeño de productos concentran una alta demanda y gran volumen de ventas (Head Tail), y que después existen otro gran número de productos que representan menos demanda y ventas (Long Tail) pero que sumados equivalen o superan la demanda o ventas del primer grupo.

Vale, ¿y esta teoría que tiene que ver con las palabras clave? Tiene que ver y mucho, ya que un número reducido de keywords que se llevan la mayor parte de las búsquedas mensuales y un gran número de palabras clave, menos populares, pero que determinan un gran “Long Tail”. Esto nos permite clasificar en tres tipos de palabras clave según su popularidad:

Head Tail

Las keyword Head Tail lo forman un pequeño grupo de palabras clave que tienen una gran popularidad y, normalmente una mayor competencia. Por ejemplo, la búsqueda “mueble” posee 49.500 búsquedas mensuales.

Middle Tail

Las palabras clave Middle Tail son aquellas que se situarían entre las Head Tail y las Long Tail. Suelen ser keywords menos genéricas, es decir, tienen alguna palabra o contiene alguna descripción de la palabra Head Tail. Con palabras clave más cualificadas y, generalmente, con menor competencia que las anteriores.

Siguiendo el ejemplo anterior, “muebles” tiene 49.500 búsquedas, pero “muebles de baño” 33.100 o “muebles de salón” 18.100.

Podemos comprobar qué son las keywords menos populares, pero con menos competencia y mucho más cualificadas.

Long Tail

Por último, tenemos las palabras clave Long Tail, son un gran conjunto de palabras clave con poco volumen de búsqueda pero que sumados superan a las Head Tails. Son las keywords con mayor relevancia o cualificación ya que son búsquedas muy específicas.

Aún con el ejemplo anterior: “muebles de salón de diseño” obtiene 1.000 búsquedas mensuales mientras que “muebles de salón modernos de diseño” alcanza 720 búsquedas mensuales.

Fijaros que a veces es preferible apostar por palabras clave Middle o Long Tail, porque aunque sean menos populares, tienden a ser más cualificadas y presentan menos competencia.

Imagen teoría del long tail

Cabría destacar que el comportamiento de búsqueda de los usuarios web está cada vez más centrado hacia el Long Tail, es decir, los usuarios realizan búsquedas más complejas y específicas, y mucho tiene que ver con esto la llegada de los comandos por voz.

2.     Según la fase del ciclo de compra.

Puesto que no todas las búsquedas son iguales, podemos clasificar las palabras claves según la fase del ciclo de compra. En esta división saldrían tres tipo de palabras clave:

Palabras clave informacionales

Estas palabras se encuentran en la parte más alejada de la compra. Es la primera búsqueda que realiza el usuario y suele ser genéricas y meramente infromativa sobre un producto, servicio o actividad. Por ejemplo: “muebles Málaga” o “tienda de muebles”.

Palabras clave de navegación

Las palabras clave de navegación son aquellas que utiliza el usuario para encontrar algo más concreto, por ejemplo un sitio o empresa concreta. En este caso, el usuario ya se encuentra en la zona intermedia de ciclo de conversión. Ejemplos: “mesas de Ikea”, “muebles de salón Conforama”, etc.

Palabras clave transaccionales

Por último, tenemos las keywords transaccionales. La intención del consumidor ya es la de adquirir el producto o servicio. Son búsquedas bastantes más específicas y relevantes.  Por ejemplo: “mesa plegable Ikea” o “comprar mesa de cristal Ikea”.

Este criterio de clasificación sería también un buen criterio de segmentación de las palabras claves una vez hayamos realizado el Keyword Research, pero eso lo veremos en otro post más adelante.

3.     ¿Y si combinamos los dos criterios anteriores?

En cualquier estrategia SEO se deben tener en cuenta los 6 tipos de palabras clave, en función del volumen de búsquedas y según la parte del ciclo de compra.

Es importante contactar con el usuario durante todo el ciclo de vida de la compra utilizando las palabras clave adecuadas, en el gráfico siguiente fusionamos los dos criterios:

Tipos de palabras clave según el ciclo de compra y la popularidad de búsqueda

  • La fase de atención comienza cuando el consumidor siente la necesidad y realiza una búsqueda genérica de lo que necesita, por lo que nos encontramos ante palabras clave Head Tail. Por ejemplo: “mesas de salón”.
  • En la fase de investigación, el usuario ya empieza a investigar más a fondo y sus búsquedas son mucho más específicas buscando algo más concreto, por ejemplo, “muebles de salón de diseño”, “cómo combinar los muebles de salón”. En este caso, las palabras clave que utiliza el usuario son de Long Tail.
  • Pasamos a las fases de decisión y acción, que son aquellas en las que el consumidor realiza la búsqueda con intención de compra. Aquí buscará con keywords concretas pero algo más genéricas que en la fase anterior, las que corresponde al Middle Tail. Se supone que ya ha tomado una decisión y busca el producto o empresa concreta, por ejemplo: “muebles de salón Conforma”, “muebles de salón blancos de Ikea”.

En conclusión, las palabras clave deben de adaptarse totalmente al usuario y al ciclo de compra en el que se encuentre, en función de ello utilizaremos palabras head, middle o long tail.

Una vez sentadas las bases sobre qué son las keywords o palabras clave y conociendo sus propiedades y tipos, podemos pasar al siguiente paso que sería aprender cómo hacer un keyword reasearch.

Imagen destacada Designed by Freepik